Beisbol con sonido

data di pubblicazione: 23-09-2016



 

nella foto Giocatori ed allenatori del guatemala

Deporte Nacional

 

Beisbol con sonido

La discapacidad visual no ha sido un impedimento para los niños, jóvenes y adultos que día a día intentan superarse y ser con su actitud un ejemplo para la sociedad guatemalteca, al no temer a nuevos retos en los diferentes ámbitos de su vida especialmente en el deporte.

Gloria Cabrera

 

Con mucha ilusión, pero sobretodo mucha expectativa, el  23 de agosto, 24 personas  de la Escuela para Niños Ciegos “Santa Lucía” del Comité de Prociegos y Sordos acudieron al llamado de la Federación Nacional de Beisbol  para conocer el deporte  e incursionar en él.

 

El grupo de atletas no videntes posan luego de la práctica en el Diamante Enrique Trapo Torrebiarte. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
El grupo de atletas no videntes posan luego de la práctica en el Diamante Enrique Trapo Torrebiarte. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
 

El entusiasmo  y deseo de aprender es evidente  por parte de los nuevos jugadores, mientras se divierten la Fedebeis tiene el objetivo de formar una liga nacional para que puedan demostrar su talento en el deporte y más adelante representar a Guatemala a escala internacional.

Antecedentes

El beisbol para personas con discapacidad visual fue introducido por la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol —WBSC por sus siglas en inglés— en Europa, en el año 2000 llegó a Cuba siendo el primer país americano en el que se practicó esta modalidad del deporte que levanta pasiones en todo el continente. En Centroamérica  se juega en Nicaragua y Panamá.

Fueron los acercamientos entre Puvlio Vázquez, delegado de la  federación mundial de beisbol para ciegos y entrenador en Panamá, con los directivos de la Fedebeis, la razón para iniciar con la práctica de esta disciplina en Guatemala.

Así se juega

  • Los equipos  son integrados por seis personas y pueden ser mixtos.
  • Se utiliza una pelota de hule llamada Kenko que es similar a las usadas en las ligas pequeñas, con la variante de que tiene cuatro orificios y dos cascabeles en su interior, de igual manera que el bate.
  • La primera base es sonora para orientar a los jugadores donde es el camino a seguir.
  • En la segunda, se encuentra una persona vidente que recibe la pelota. Esta persona utiliza dos almohadillas de mármol forrado que  tiene permitido chocarlas tres veces, y  decir “dos dos” una sola vez, para guiar a la persona que va a tirar la dirección de donde debe hacerlo.
  • El bateador agarra la pelota y él mismo tiene que batear y debe ser de medio campo a tercera, si no lo hace así es automáticamente out.
  • Se juegan cinco entrada a tres outs, o hasta que bateen todos.

En agosto  pasado, Vázquez visitó el país con el objetivo de capacitar y compartir las reglas del juego y la forma en que debe de implementarse con los entrenadores de la Fedebeis y del Comité Prociegos y Sordos. Ambas partes tomaron con mucha emoción y responsabilidad de transmitirles los conocimientos a las personas con discapacidad visual.

“El fomentar el deporte es una de las funciones de  Fedebeis y dentro de la visión  es implementar esta modalidad con la intención de darle a las personas con discapacidad visual una oportunidad de desarrollarse en el deporte”, refirió Estuardo Ibarra, director de Comunicación y Relaciones Públicas de la Fedebeis.

Grandes expectativas

La intención de ambas instituciones es la creación de una liga de béisbol para no videntes  con dos equipos de la capital, Quetzaltenango y de Retalhuleu. Además, se tiene la meta a largo plazo de crear una Selección Nacional y competir a nivel internacional.

“Nos gustaría poder organizar la Liga, para poder competir internacionalmente y por qué no pensar en el futuro,  ahora que el beisbol fue incluido nuevamente en los Juegos Olímpicos. Hay posibilidades de que el Comité Paralímpico Internacional también lo tome en cuenta. ¿Por qué no soñar en poder competir con una selección guatemalteca?”, dijo Ibarra.

Para Jorge Mario Cifuentes, Coordinador  del Programa de Recreación y Deportes del Comité Prociegos y Sordos, la iniciativa de la Fedebeis fue muy buena, pues les permite a las personas con discapacidad visual nuevas oportunidades de desarrollarse en el deporte.

“Fue una gran novedad para nosotros, pues en Guatemala no se conocía esta modalidad de juego, de hecho todos los deportes a excepción del golbol son adaptados para personas con discapacidad. Realmente de lo complicado que podría parecer  resultó bastante práctico realmente porque requiere mucho de la habilidad individual. Fue muy interesante y están con la inquietud de seguir en la práctica”, comentó Cifuentes.

Una de las principales ventajas y que más les gustó a los nuevos beisbolistas es que todo el juego se hace de manera individual, lo que evita el contacto entre jugadores y por ende algún accidente por lo que se desenvuelven de una mejor manera y con mayor agilidad.

“Todos los deportes tienen su exigencia, una persona no vidente que no esté rehabilitada difícilmente tiene las habilidades para desplazarse con libertad, con confianza y seguridad. El beisbol requiere mucho de estas habilidades, el no tener temor a desplazarse de manera individual, tener la confianza en sí mismos y conocer el área para tener un mapa mental de dónde está”, explicó.

“A diferencia del futbol, el golbol o el judo, el beisbol es solamente uno, el bate y la pelota entonces eso hace que se sienta con mayor libertad y  de un deporte  recreativo se puede generar un nivel de competencia cuando se esté desarrollando el juego”, señaló Cifuentes.

La rehabilitación de una persona con discapacidad visual consiste en recuperar o desarrollar  sus funciones dentro de la vida cotidiana, más allá del aprendizaje del Braille o del ábaco, siendo la movilidad una de las actividades principales.

El proceso de rehabilitación es bastante amplio y es lo que permite a las personas con discapacidad a reinsertarse dentro de la vida cotidiana y la sociedad.

Para Cifuentes la apertura y buena disposición de la Fedebeis para la práctica y la creación de los torneos es favorable, ya que con tan poco tiempo de haber empezado se ve el compromiso para brindar nuevas oportunidades deportivas a las personas con discapacidad.

“Sería muy satisfactorio que  se lleve este nuevo deporte  a nivel de competencia  y que  se pueda ampliar para otras personas, porque  no genera contacto físico, no requiere mucho esfuerzo, además de potenciar las habilidades en cuestión de orientación y movilidad, genera autoestima, de alguna manera la práctica del deporte lleva a la armonía y al trabajo de equipo”, afirmó Cifuentes.



Los bateadores ponen a prueba sus destrezas al momento de los lanzamientos que deben ser siempre hacía al frente.(Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
Los bateadores ponen a prueba sus destrezas al momento de los lanzamientos que deben ser siempre hacía al frente.(Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)


La Fedebeis se muestra muy complacida por la aceptación que ha tenido el deporte y confían que en poco tiempo se pueda cumplir el objetivo de formar la liga, además de que se desarrolle a escala centroamericano para tener más competencia.

Por el momento, los entrenamientos están programados todos los martes a partir de las 9 horas en el Diamante Enrique Trapo Torrebiarte.



Entrenador de   la Fedebeis usa las almohadillas para guiar a los jugadores el camino a la segunda base. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)
Entrenador de la Fedebeis usa las almohadillas para guiar a los jugadores el camino a la segunda base. (Foto Prensa Libre: Norvin Mendoza)


 
 
 


PERMALINK - The full url to this article:
https://www.aibxc.it/news/dettaglio.php?id_news=180